Casa Mediterráneo albergará la reunión de ministras y ministros de Trabajo del Foro del Mediterráneo Occidental

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz y el president de la Generalitat, Ximo Puig, han avanzado la celebración del Diálogo 5+5 en Alicante

Casa Mediterráneo albergará la reunión de ministras y ministros de Trabajo del Foro del Mediterráneo Occidental, conocido como grupo 5 + 5, que se celebrará el próximo 7 de octubre. Así se ha anunciado este lunes durante la comparecencia ante los medios de comunicación, posterior a la reunión que ha mantenido la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, con quien ha avanzado la celebración de este foro en Alicante.

El encuentro, que tiene lugar en el marco de la presidencia española del foro, convoca en Alicante a representantes de alto nivel de Trabajo de Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia, así como a sus pares de Francia, Italia, Portugal y Malta. El Grupo 5 + 5 nació en 1990 para respaldar la integración de la Unión del Magreb creada en 1989, pero desde entonces se ha convertido en un foro internacional que, por su flexibilidad, fomenta el diálogo político en diferentes ámbitos entre las diez naciones. España ostenta la presidencia de este foro en 2021 y en esta ocasión se ha buscado incentivar reuniones temáticas con los nueve países restantes que lo integran.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha apostado en la rueda de prensa por la estabilidad y la mejora de la conexión entre todas las regiones de la ribera del Mediterráneo y ha agradecido a la vicepresidenta su presencia y la apuesta por Alicante y por la Comunitat Valenciana como escenario para la celebración de esta cumbre.

Asimismo, en su intervención, el jefe del Consell ha defendido la necesidad de fomentar el diálogo y la voluntad de cooperación en el Mediterráneo y ha brindado el apoyo de la Generalitat para alcanzar acuerdos y lograr sinergias entre las dos orillas de la ribera mediterránea. «El Mediterráneo es un mar que une y no separa», ha asegurado Puig. Sin embargo, ha recordado que muchas veces se ha convertido en una «frontera de muerte para muchas personas que huyen de la pobreza y la inestabilidad». Por ello, ha instado a impulsar el diálogo, el trabajo conjunto y a alcanzar puntos de encuentro entre todas las regiones que conforman la cuenca mediterránea.

El president también ha destacado que «la Comunitat valenciana es una tierra de encuentro, y es bueno que exista cada vez más conexión». Así, ha puesto como ejemplo a Argelia por su cercanía a Alicante y por cuestiones tan importantes que afectan a la Comunitat Valenciana, como es la energía.

La cita, ha señalado la vicepresidenta, contribuye no solo a reforzar el papel líder de España entre los países de la región euromediterránea, sino también a impulsar las relaciones con unos países con los que se comparten lazos históricos, culturales, económicos y empresariales. “Ese nexo se extiende también a las áreas de innovación científica y tecnológica relacionadas con la cooperación al desarrollo sostenible y muy singularmente en el ámbito laboral y de la formación para el empleo”, ha precisado Díaz.

Díaz ha recordado además que el papel de España tiene y tendrá una vocación internacionalista. “Esa vocación, ha insistido, se basa en un diálogo social en defensa de un crecimiento inclusivo, en el trabajo decente y en una protección social que no deje a nadie atrás, máxime tras una crisis que ha acentuado las desigualdades sociales y económicas de forma global”.