Casa Mediterráneo, sede del Foro de Diálogo del Mediterráneo Occidental 5+5

España ostenta este año la presidencia rotativa del Foro de Diálogo del Mediterráneo Occidental 5 + 5. Representantes de alto nivel de los diez países se han dado cita en la sede de Casa Mediterráneo en Alicante para analizar y poner en común acciones e iniciativas que permitan afrontar los desafíos en el mundo laboral, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en el contexto de una recuperación justa y solidaria. Se trata de la primera vez que el foro se reúne para reflexionar sobre las relaciones laborales.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, acompañada del secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, ha puesto en valor las políticas públicas para hacer frente a las consecuencias socioeconómicas de la pandemia Covid-19. “Hemos contribuido a un cambio de paradigma en la respuesta colectiva a las crisis que, en línea con la Europa solidaria y cohesionada que queremos, nos ha reafirmado en nuestro rechazo a la precariedad, demostrando que se puede crecer sin recortes, con eficiencia económica”, ha destacado la ministra.

En la reunión han participado los ministros de Trabajo de Argelia, Abderrahmane Lahfaya; Italia, Andrea Orlando; Libia, Ali Alreda Abuazum, y Mauritania, Camara Saloum, así como el delegado para los Asuntos Europeos e Internacionales de los ministerios sociales de Francia, Antoine Saint-Denis; el director general del Ministerio de Finanzas y Empleo de Malta, Godwin Mifsud; el secretario general de Trabajo de Marruecos, Noureddine Benkhalil; el secretario de Estado de Trabajo adjunto de Portugual, Miguel Cabrita; y la representación diplomática de Túnez, la embajadora en España Fatma Omrani Chargi.

Con este foro se abre un camino a la cooperación política en el ámbito de las relaciones laborales, especialmente tras la gran fractura global que ha supuesto la pandemia. Este foro de diálogo brinda la oportunidad de coordinar respuestas e intercambiar experiencias para poder hacer frente mejor a las crisis socioeconómicas.

Los ministros y altos cargos reunidos en Alicante se comprometieron a redoblar los esfuerzos para promover la recuperación del empleo atendiendo a los colectivos que se han visto más afectados por la crisis como las mujeres, los jóvenes, las personas con discapacidad o las que trabajan en la economía informal.

Asimismo, buscarán desarrollar políticas activas para mejorar el empleo de calidad, con salarios adecuados a fin de conseguir erradicar la precariedad laboral.

En su empeño por una recuperación socioeconómica y del empleo que no deje a nadie atrás, se fomentará el diálogo social para acabar con el trabajo informal y promover empleos dignos, tanto en los mercados nacionales como en el ámbito internacional.

Otro de los ejes de cooperación será el incremento de las políticas dirigidas a fortalecer la seguridad y la salud en el trabajo, a la vez que se impulsará la adaptación, la integración y el fortalecimiento de los servicios públicos, dando respuesta a los desafíos y transformaciones que plantea el mundo del trabajo.