‘Diálogos sin fronteras’ da el salto a Alicante para reflexionar sobre cómo “metabolizar” los conflictos que salpican el Mediterráneo para convertirlos en oportunidades de paz

l ciclo de Rototom y Exodus se traslada el lunes, 3 de junio, a Casa Mediterráneo con la sesión ‘El Mediterráneo, encuentro de civilizaciones’ y el reto de promover el acercamiento entre los 23 países de la cuenca mediterránea La jornada reunirá como ponentes a Andrés Perelló, exembajador de España en la Unesco y director general de Casa Mediterráneo, y a la excorresponsal de RNE en Jerusalén Cristina Sánchez.

 

“En el 1% del agua del planeta que representa el mar Mediterráneo confluye el espejo del mundo; todo lo que puede suceder fuera, ocurre aquí, porque la carga de conflictos que vive es proporcional a la carga de historia que soporta”. Así ejemplifica Andrés Perelló, abogado, exembajador de España en la Unesco y actual director general de Casa Mediterráneo la complejidad, y la envergadura, que atesora este minúsculo y ecléctico mar, protagonista de una nueva sesión del ciclo ‘Diálogos sin fronteras’. “Aun con todos los siglos de confrontación a sus espaldas, tenemos que encontrar el momento para el encuentro y la tolerancia”, advierte Perelló.

Haciendo gala de su perfil itinerante, este ciclo de debates para la reflexión y el empoderamiento de los valores de la paz, el respeto y la multiculturalidad promovido por el festival Rototom Sunsplash y su Asociación Cultural Exodus, aterriza por primera vez en Alicante, tras recorrer diferentes emplazamientos de Castelló y València. Lo hará en Casa Mediterráneo, en la capital de provincia, el próximo lunes, 3 de junio (19.00 horas, con acceso libre) con ‘El Mediterráneo, encuentro de civilizaciones’, la octava sesión del ciclo, que arrancó el pasado mes de diciembre.

La sesión, presentada por la periodista freelance alicantina Sonia Marco, autora de la serie documental ‘Mujeres mediterráneas’, reunirá como ponentes a Andrés Perelló y a Cristina Sánchez, excorresponsal de RNE en Jerusalén y premio Prensa-Mujer de la asociación AMECO, que defiende una comunicación feminista y la eliminación de las trabas a las que se enfrentan las periodistas en el ejercicio de su profesión.

El objetivo de este nuevo diálogo es, como avanza Andrés Perelló, buscar argumentos para el acercamiento de la sociedad civil que habita en los 23 países de la cuenca mediterránea. Un reto que confirman desde Exodus: “Esta sesión es una oportunidad para, en una coyuntura internacional crítica, reivindicar la mirada del Mediterráneo enfocada a la interculturalidad y el mestizaje, ofrecer una lectura de su historia en clave de tolerancia y respeto”.

“El Mediterráneo es un espacio ambivalente, ese kilómetro cero donde se dirime el futuro de la humanidad, pero queremos quedarnos con lo positivo del cruce de civilizaciones que se ha dado en él y ser capaces de reorientar la historia hacia el lado correcto, rescatar los valores que han permitido este intercambio entre el sur global y el norte”. “El Mediterráneo une tres continentes, aglutina a las tres religiones monoteístas, es escenario de dos guerras; la de Gaza y la de Siria, que sigue activa; además de englobar más de 66 lenguas reconocidas; un estado fallido: Libia; y una frontera cerrada entre Marruecos y Argelia”, recuerda por su parte el exembajador de España en la Unesco. “Pero aun con todo, hemos de lograr que todos estos elementos que nos separan se conviertan en elementos de unión”, indica. “Hay razones para el entendimiento y la paz, y esto pasa por el respeto mutuo a cada una de las naciones, culturas y religiones que confluyen en el Mediterráneo”.

Desde Casa Mediterráneo instan además a aunar esfuerzos para coordinar, por ejemplo, acciones en defensa de la salud del Mediterráneo. Un mar que sufre un 20% más de contaminación que el resto. “El cambio climático no entiende de ideologías, y ningún país por sí solo puede acabar con él. Necesitamos una política coordinada, y ese discurso debería elaborarlo España, como país eminentemente mediterráneo, y elevarlo a la UE”, apostilla Perelló.

“España tiene que dar los primeros pespuntes para que esto se puede coser”, zanja. Fundada en 2009, Casa Mediterráneo es un punto de encuentro de la diplomacia pública que trabaja para el fomento del conocimiento mutuo y el acercamiento entre España y el resto de los países de la cuenca mediterránea. El aterrizaje hasta este espacio del ciclo ‘Diálogos sin fronteras’ supone “darle un altavoz a esta plataforma de concienciación de Rototom y Exodus y proyectar su mensaje a la sociedad civil de los 23 países que baña el Mediterráneo”, resaltan desde la institución.

La sesión ‘El Mediterráneo, encuentro de civilizaciones’ es la primera de las acciones impulsadas en el marco del convenio de colaboración firmado por Rototom Sunsplash y Casa Mediterráneo. Junto a la reflexión guiada por Andrés Perelló y Cristina Sánchez, la jornada acogerá además una degustación enogastronómica amenizada con música.