Paloma Fernández Gomá, directora de la revista ‘Dos Orillas’: “La cultura es una puerta abierta para poder encontrarnos»

La revista intercultural ‘Dos orillas’, editada en Algeciras, cumple veinte años. Un hito para una publicación literaria que de manera prácticamente ininterrumpida ha servido de puente entre España, Marruecos y Gibraltar favoreciendo el entendimiento cultural a ambos lados del Estrecho. Sus orígenes se remontan al año 2000, a raíz de la publicación de la antología “Arribar a la bahía. Encuentro de poetas en el 2000” donde confluyeron poetas de España, Gibraltar y Marruecos. Su éxito fue tal que dio pie al lanzamiento de la revista “Tres Orillas” en 2002, que en 2012 adoptaría el nombre de “Dos Orillas”, perviviendo hasta la actualidad.

Con el fin de conocer este proyecto intercultural y literario, Casa Mediterráneo ha organizado la charla titulada “La palabra como encuentro: XX aniversario de la revista intercultural Dos Orillas”, que contará con la participación de la poeta y directora de la publicación, Paloma Fernández Gomá, y el profesor Aziz Amahjour, miembro del equipo de redacción y coordinador del Departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Nador. El encuentro se celebrará el próximo martes 19 de enero a las 19 h. en la web de Casa Mediterráneo, dentro del ciclo ‘Poesía mediterránea’, moderado por la poeta Rosa Cuadrado.

De forma previa al evento, mantuvimos una entrevista con la poeta y directora de “Dos orillas”, Paloma Fernández Gomá. Autora prolífica, con más de veinte obras publicadas entre sus poemarios destacan: El ocaso del Girasol (Algeciras, 1991); Calendas (Madrid, 1993); Sonata floral, que obtuvo en 1999 el premio de poesía Victoria Kent; Senderos de Sirio, premio de poesía María Luisa García Sierra; Ángeles del desierto (Málaga, 2007); Acercando orillas (Cádiz, 2008); y Espacios oblicuos (2015).

¿Cuándo llamó la poesía a su puerta? 

Desde que tenía pocos años, siempre estaba leyendo, me gustaba la poesía, los libros de historia… Y la poesía sobre todo me relajaba mucho, me sentía muy a gusto haciendo versos.

¿Cómo definiría su creación poética y qué temas son los que más le interesan?

Mi creación poética es una proyección de aquello que siento. Me interesa lo que nos rodea, la naturaleza y lo que vemos más cercano pero que parece que nos comunica algo que está más allá de lo que podemos alcanzar o de lo que aspiramos a alcanzar.

En el año 2000 coordinó la antología poética “Arribar a la bahía”, una recopilación de poesía de 36 autores de España, Marruecos y Gibraltar que supuso el germen de la revista “Tres orillas”, que en el año 2012 pasó a denominarse “Dos orillas”. ¿Qué llevó a fundar esta publicación?

“Arribar a la bahía” fue una iniciativa cultural que nació cuando se acercaba el año 2000 y teníamos aspiraciones de ver qué podíamos hacer para mejorar y estar más en convivencia con los tiempos nuevos que se avecinaban. Yo era coordinadora cultural de la asociación Victoria Kent y propuse esta iniciativa, que fue muy bien acogida. El libro lo editó la Junta de Andalucía, lo coordiné y tuvo dos ediciones, una en el 2000 y otra en el 2001, entonces pensé y así lo hice saber que aquello no debía quedar en esa antología, sino que tenía un camino por recorrer. De ahí surgió “Tres orillas” que después llegó a llamarse “Dos orillas” porque realmente el Estrecho de Gibraltar tiene las dos orillas máximas, que son África-Europa-Marruecos-Andalucía-España, y desde esa “calle del agua”, como muchos la llaman, tiene cabida toda la cultura que se quiera acercar, que llamemos o que desee verter su poesía y su creación, estamos abiertos siempre a todo.

[su_youtube url=»https://youtu.be/vthsjkNyaM0″]

¿Con qué colaboradores de uno y otro lado del Estrecho cuenta la revista?

El número de colaboradores es amplio y variado. A lo largo del tiempo hay que darle cabida a todo el mundo. A veces se repiten algunos colaboradores, pero procuro que sean diversos, que haya un número equilibrado entre españoles y marroquíes. Siempre cuento con el asesoramiento del equipo de redacción, muy preparado, a quien estoy muy agradecida. Sobre todo son profesores de universidad de Marruecos, poetas, narradores y desde la orilla andaluza también hay profesores, escritores, poetas… se van alternando unos y otros. 

Muchas veces repiten algunos de los escritores. Por ejemplo, la revista cuenta con colaboraciones asiduas de Mohamed Bouissef, que es un escritor marroquí de narrativa en expresión española, y de un escritor que nació Larache y reside en Algeciras, León Cohen, cuya personalidad tiene mucho que ver con las tres culturas, árabe, cristiana y judía. Me gusta que haya una representación abierta de la cultura porque creo que ésta tiene que acoger a todo creador, es lo que realmente al fin y al cabo va a permitirnos convivir en paz. Además, ahora en estos tiempos que son un poco confusos e irreales, pienso que es cuando más tenemos que incidir en lo bueno que tiene el ser humano y la cultura es una puerta abierta para poder encontrarnos. 

¿Qué ha supuesto esta aventura literaria para el intercambio y el conocimiento mutuo entre España, Marruecos y Gibraltar?

Pienso que ha sido una gran experiencia porque había escritores que no se conocían y a través de esta iniciativa cultural, que insisto es abierta, tiende puentes y nos enriquece, hemos entrado en contacto. Me acuerdo que a finales de 1998 y principios de 1999, en el periodo de preparación de la antología poética que fue el germen de la revista, era difícil encontrar marroquíes que se expresasen en español. Realmente, me costó trabajo. El Instituto Cervantes me abrió algunos nombres y a través de ahí empecé a contactar con creadores, poetas y narradores. En Gibraltar, igual. Algunos desgraciadamente han desaparecido porque ha pasado mucho tiempo, pero fue una iniciativa fuerte y potente. Todos los que colaboraban estaban muy animados y creían en el proyecto. Creo que ha sido una simiente para que se hayan abierto puertas, otros hayan tomado conciencia del tema y se haya extendido. Para mí ha supuesto una aventura que ha llegado a conseguir su objetivo. Verdaderamente, me siento feliz.

¿Cómo ha sido posible mantener durante 20 años una revista de estas características?

Es muy difícil y hay muchas piedras en el camino, en las que se tropieza. Atravesamos una época muy mala durante la crisis económica de 2011, que supuso un potente golpe para la cultura. Fue un año en el que la revista quedó en un impasse, pero se retomó al año siguiente y volvió con la misma fuerza, con los mismos colaboradores, con el mismo espíritu y objetivos. Ello demuestra que hay una conciencia y un apoyo más allá de lo que una misma siente. Tenemos que celebrarlo todos, no sólo yo, sino todo el que cree en la cultura y apoya un tema que es para el bien común.

“Dos orillas” cuenta con dos precedentes: la revista bilingüe en árabe y español “Al-Motamid”, fundada a mediados del siglo pasado por Trina Mercader desde Larache, y “Ketama”, creada por Jacinto López Gorgé en Tetuán en 1953. ¿Qué importancia tuvieron estas publicaciones en su época?

Fueron muy importantes porque representaron un espíritu de convivencia entre España y Marruecos que se vio expresado en esas publicaciones. Son proyectos que no hay que olvidar y hay que recordar con sumo respeto y cariño. En un principio cuando empecé con esta iniciativa no conocía bien estas publicaciones, fueron las personas que estaban implicadas en la revista las que comenzaron a hablarme de ellas. Para mí es importante estar en un barco que tiene tantas posibilidades, que siga vivo el espíritu de aquel tiempo ya remoto -se han cumplido 100 años del nacimiento de Trina- y ese hermanamiento entre pueblos vecinos. 

“Dos orillas” acaba de recibir el VII Premio Mecenas de la Literatura Andaluza «Manuel Altolaguirre». ¿Qué supone para los artífices de la revista este reconocimiento?

Paloma Fernández Gomá

En lo que a mí respecta este premio es un estímulo grande para seguir trabajando con ánimo y fuerza renovados. Se trata de un reconocimiento muy importante que supone un respeto y un espaldarazo para que la revista siga adelante. El siguiente número de la revista es un homenaje a Trina Mercader, donde colaboran españoles y marroquíes, y se ideó antes de conocer la concesión del Premio Mecenas. Hace algunos años también se le hizo un reconocimiento a López Gorgé.

Recientemente, la escritora española de origen marroquí Najat El Hachmi se ha alzado con el Premio Nadal 2021 por su novela “El lunes nos querrán”. ¿La literatura escrita en español por autores magrebíes es lo suficientemente conocida entre los lectores españoles? ¿El Premio Nadal puede suponer un impulso para dar a conocer la literatura hispanomagrebí?

Un premio de estas características, y aunque hubiera sido de una dimensión menor, siempre relanza al autor. Es un trampolín para que esta literatura tenga una voz cada vez más amplia en el terreno de la cultura española. Quiero transmitir mi felicitación a esta señora de origen rifeño, afincada en Cataluña, por la obtención de este premio tan importante.

La literatura hispanomagrebí no es muy conocida en España, pero ahí está. Y cuando algo está ahí, vivo y permanente, poco a poco se irá conociendo. Quien tenga interés y quiera acudir a ella puede hacerlo, porque está viva e integrada en la cultura entre España y Marruecos. Por lo tanto, aproximarse a ella es factible, lo que debemos mantener siempre es esa llama, no apagarla nunca, de modo que irá teniendo cada vez más presencia.  

[su_highlight background=»#1255b2″]Más información:[/su_highlight]

La revista “Dos orillas” está disponible en formato pdf en este enlace: revistadosorillas.net