Winston Van Hughes reivindica en Casa Mediterráneo la contribución de la alfarería al patrimonio cultural

La alfarería, el arte de elaborar objetos de barro o arcilla y, por extensión, el oficio que ha permitido al ser humano crear toda clase de enseres y artilugios domésticos a lo largo de la historia, actualmente se encuentra en peligro de desaparición. A pesar de su notable contribución al patrimonio cultural de nuestro país, este oficio se topa hoy en día con serias dificultades para asegurar un relevo generacional ante la falta de maestros, escuelas y ayudas públicas que favorezcan su continuidad.

Retrato de Winston Van Hughes.

Con el fin de dar reconocimiento a los alfareros, peonas y otras personas vinculadas a este gremio y hacer un llamamiento para su preservación, el artista plástico y visual Winston Van Hughes Gomis ha publicado Héroes del barro / A contratiempo, un libro que ha visto la luz en 2023 gracias a las subvenciones de la Diputación Provincial de Alicante y el Ayuntamiento de Agost. La obra rinde un particular homenaje a los artesanos del oficio de Agost, cuya tradición se remonta, al menos, a la Edad Media, según señala en sus páginas Jesús Peidro, director del Museo de Alfarería de la localidad alicantina.

Winston Van Hughes hablará de todo ello, acompañado de Toñi López Abril, coordinadora de la Agencia de Desarrollo Local y Gestión Cultural del Ayuntamiento de Agost, en un encuentro que se celebrará el próximo 25 de abril en Casa Mediterráneo. El evento, abierto al público hasta completar aforo y con emisión online, comenzará a las 19 horas.

“Las arcillas calcáreas formadas a lo largo de millones de años permitieron al pueblo de Agost desarrollar una artesanía que ofrece unos productos manufacturados de alta calidad. La elaboración de botijos, cántaros, morteros, tinajas y otros muchos objetos utilitarios conforman un variado elenco que forma parte del legado que aporta la alfarería local al conjunto del patrimonio cultural colectivo”, explica Peidro. La época dorada de la alfarería en la localidad vino con la apertura, en 1858, de la línea del ferrocarril entre Alicante y Madrid, que permitió a los talleres ampliar su clientela nacional e internacional, llegando a exportar a Francia, Marruecos, Argelia, Cuba y otros países de América Latina. En su momento álgido, Agost contaba con 25 talleres que constituían el motor económico de la localidad.

Pero factores como la competencia de los productores chinos, la irrupción del plástico y la implantación de avances como el agua corriente o la nevera dejaron de hacer necesarias piezas antaño útiles, señala Winston Van Hughes. Tales circunstancias, unidas al largo aprendizaje que conlleva dominar el oficio (entre tres y cuatro años) y la falta de reconversión del modelo productivo, han provocado la drástica reducción de talleres y de maestros que puedan transmitir su legado, lamenta el autor. Una situación extrapolable a todo el territorio nacional.

Héroes del Barro / A contratiempo es un libro fotográfico y testimonial, realizado en base a entrevistas a diversos artesanos del gremio, tanto en activo como jubilados, en Agost. Con un marcado carácter humanístico, la obra pretende reconocer la inmensa aportación y resiliencia de los alfareros que forman parte de una cadena de más de nueve eslabones generacionales y contribuyen a la formación de una cultura, una identidad y una historia. Además, la obra aspira a dar testimonio de un declive que lleva manifestándose durante décadas. “Es mi deseo que este libro pueda actuar como portavoz para alertar a las instituciones y organismos gubernamentales de lo que está ocurriendo con la alfarería y con toda una cultura, identidad y patrimonio a nivel nacional para poder tomar conciencia y acción”, sostiene el autor.

Más información:

En la página web de Winston Van Hughes: vanhughesphoto.com/es/me

[su_divider]

* Imagen superior: El alfarero Tomás Román Beneyto, imagen de portada del libro – © Winston Van Hughes.