Casa Mediterráneo y el Gil-Albert organizan las I Jornadas sobre Cómic e Ilustración en Alicante

El cómic y la ilustración con sello alicantino serán protagonistas de las primeras jornadas organizadas conjuntamente por el IAC Juan Gil-Albert y Casa Mediterráneo los próximos días 15 y 16 de mayo. El objetivo es difundir el trabajo que desarrollan muchos dibujantes de cómic e ilustradores de la provincia y conocer de primera mano su técnica y experiencia. Las jornadas arrancarán el miércoles 15 de mayo a las 19 h. con una conferencia inaugural en la sede del Instituto Gil-Albert (C/San Fernando, 44) a cargo de Miguel Calatayud, conocido ilustrador e historietista de Aspe con una reconocida y dilatada carrera profesional.

Las jornadas proseguirán el jueves 16 de mayo en la sede de Casa Mediterráneo de 10 a 19 h., consistentes en la realización de varias Master Classes, a las que los asistentes podrán acceder con inscripción previa gratuita. Los participantes podrán conocer de primera mano técnicas concretas y la experiencia de cuatro ilustradores de la provincia de Alicante de reconocido prestigio y reconocimiento, en concreto, Ana Oncina, Lola Lorente, Pablo Auladell y Javier Sáez.

Con el fin de conocer un poco mejor el desarrollo de estas jornadas, mantuvimos una entrevista con el dibujante e historietista Pablo Auladell.

¿Cuál es el propósito de estas primeras jornadas sobre el cómic y la ilustración en Alicante?

Se trata, en cierto modo, de recuperar el espíritu de una serie de jornadas sobre ilustración que se organizaron a principios del 2000 en Alicante. El objetivo es que la ciudad vuelva a tener, aunque sea en un breve espacio de tiempo, un evento relacionado con la ilustración y el cómic. Aquellas jornadas llegaron a tener bastante repercusión, incluso hubo una colección de álbumes ilustrados.

El Gil-Abert me propuso participar en las actuales jornadas, en las que también intervendrán ilustradores relacionados con Alicante: Javier Sáez Castán, que en mi opinión es el mejor autor de álbum ilustrado para niños que hay en España; Ana Oncina, una extraordinaria autora de cómics que ya tenía mucho éxito con los personajes de Croqueta y Empanadilla, y ahora se ha pasado al estilo manga obteniendo bastante éxito; y Lola Lorente, una autora de Bigastro que es bastante conocida en el medio.

Las jornadas parten de la premisa de que la directora del Gil-Albert no quería que éstas se limitaran a unas charlas canónicas en un auditorio, sino que ofrecieran un formato más interactivo, pero que tampoco se circunscribieran a la celebración de una serie de talleres.  Se intentó hacer una especie de híbrido, entre charla y demostración, que brindase una panorámica de la profesión y que permitiera también dibujar, pero no en formato de taller. Por ello, después de escuchar a los ponentes y de ver sus respectivas obras, los asistentes tendrán a su disposición en Casa Mediterráneo una serie de materiales para hacer alguna ilustración que posteriormente se colgará en paneles para formar parte de una pequeña muestra.

La conferencia inaugural la ofrecerá el reconocido ilustrador e historietista Miguel Calatayud.

Sí, Miguel Calatayud ha sido varias veces Premio Nacional de Ilustración y, sin ir más lejos, es el creador de la corriente de cómic denominada “La línea clara“, que tuvo una repercusión fenomenal en los años 80 en el medio. Hubo revistas y autores que siguieron esa corriente. Miguel, no sólo en el cómic, sino también en la ilustración, es uno de los maestros de referencia.

En los últimos años, los jóvenes que quieren profesionalizarse han dejado de conocer a los maestros anteriores; conocen sólo el panorama inmediato, actual. Miguel Calatayud es uno de los máximos exponentes de la ilustración española. Sus conferencias son siempre muy interesantes. Tiene una enorme inteligencia para analizar la profesión, el dibujo.

Alicante es una tierra que ha dado grandes dibujantes, algunos de los cuales han traspasado fronteras y han obtenido reconocimiento internacional. ¿Consideras que estos artistas han recibido la atención que merecían en su lugar de origen?

Puede que no, pero eso también ocurre con otras profesiones. La cultura en Alicante desde hace mucho tiempo está muy desatendida. No basta con dibujar en las aceras unos versos como veíamos hace unos años. Cada ciudad tiene un modelo de actuación y en los últimos años el de Alicante es un modelo turístico. Todo lo que se hace es para crear una especie de terraza infinita, como dice Sánchez Soler, donde los turistas puedan estar comiendo, bebiendo y divirtiéndose. Las actividades culturales son las que mueven las librerías y otros centros, pero Alicante ha perdido el impulso que tuvo hace unos años. También veo que ha dejado de ser una ciudad universitaria. Cuando yo era joven había una vida entre estudiantil y cultural, pero ahora los universitarios no habitan tanto la ciudad, entre otras razones porque tienen clase todo el día.

¿Puedes citar a algunos de los dibujantes de cómic e ilustradores nacidos o afincados en Alicante que hayan destacado por su trabajo?

Algunos de los dibujantes de cómic de Alicante que trabajaron en agencias y en revistas en los 70 y 80 son Demetrio, Juan Soler y, el más conocido, Fuentes Man. Aparte de Calatayud y Sáez Castán, y de Oncina y Lorente, relacionados con Alicante, por nacimiento o por trabajar desde aquí, contamos con Juaco Vizuete, Miguel Ángel Díez, Paula Alenda, Arly Jones y Carlos Esquembre (últimamente han tenido bastante repercusión sus novelas gráficas sobre Lorca y Miguel Hernández). Y está empezando a llamar la atención Amelia Navarro. Había también un famoso caricaturista en los años veinte que no era alicantino, pero vivió aquí: K-Hito.

¿A qué público van dirigidas estas jornadas?

Van dirigidas al público en general, independientemente del nivel de dibujo que se tenga, simplemente por la curiosidad de acercarse al mundo del cómic y la ilustración y querer saber más de las bambalinas de la profesión.

Inscripciones:

Preinscripción gratuita en la página web del IAC Juan Gil-Albert.

Autores invitados:

Miguel Calatayud (Aspe, 1942) es uno de los máximos exponentes de esta disciplina en España con obra expuesta en países de todo el mundo y, entre otros muchos reconocimientos, cuenta en su haber con tres galardones del Premio Nacional de Ilustración (1989, 1992 y 2009).

Por su parte, Pablo Auladell (Alicante, 1972) recibió el Premio Nacional de Cómic Injuve (2000), el Premio Nacional de Ilustración (2005) y es Premio Nacional de Cómic 2016 por Alas y olas, entre otros.

Nacida en Elda (1989), Ana Oncina, autora de la serie Croqueta y empanadilla -Premio del Público Salón Internacional del Cómic de Barcelona 2015-, fue incluida en la lista Forbes 2017 de los creadores menores de 30 años más influyentes de Europa y este año ha ganado el segundo premio de los Manga Awards de Japón.

Asimismo, el dibujante e ilustrador afincado en Alicante, Javier Sáez, recibió el Premio Nacional de Ilustración en 2016, entre otros muchos galardones nacionales e internacionales, como el de la Feria del Libro de México (2004) o el Premio al Arte Editorial de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (2007).

La historietista de Bigastro Lola Lorente fue seleccionada para participar en el Festival de Cómic de Angoulême, el más prestigioso del mundo de la ilustración y el cómic.