Diego Juan, actor: “En los autores del Siglo de Oro hay algo mágico en su forma de ver el presente y enfocarlo en el futuro”

El V Festival Internacional de Teatro Clásico de Alicante (FITCA) arrancará en Casa Mediterráneo el miércoles 15 de septiembre con el concierto Música y letras del Siglo de Oro a cargo del Ensemble Casa Mediterráneo combinado con textos de Cervantes recitados por el actor Diego Juan. 

Un recital que fusiona música y teatro, dando lugar a un espectáculo muy atractivo y sugerente con fragmentos de ‘El Quijote’ y la música dirigida por el maestro Ignacio García Vidal. El espectáculo, de 50 minutos de duración, comenzará a las 19 h., es de entrada gratuita previa inscripción hasta completar aforo en eventos@casa-mediterraneo.es 

Para conocer algunos de los rasgos de este singular espectáculo, conversamos con el actor alicantino Diego Juan, miembro de la Compañía Ferroviaria, quien podrá voz a los textos del célebre y universal autor.

¿Qué textos de Cervantes recitará en Música y Letras del Siglo de Oro con el que se inaugura el FITCA?

La pieza que ha elegido Ignacio García Vidal es una suite de Telemann, que está dividida en siete partes y cada una de ellas responde a un pasaje de ‘El Quijote’. Nos hemos guiado por los propios títulos de esas partes para escoger un fragmento de ese pasaje. Son muy conocidos: desde el inicio, creo que el más conocido de la historia de la literatura española; cuando conoce a Sancho en El despertar de Don Quijote; el siguiente son los molinos de viento, bastante conocido; también hay un pasaje referido a Dulcinea; uno muy icónico, Sancho Panza manteado; y otro dedicado a Rocinante, cuando le pone el nombre porque considera que como caballero debe llevar un caballo importante; y el final con Don Quijote durmiendo el sueño eterno.

¿Cómo se va a compaginar la música que interpretará en Ensemble Casa Mediterráneo con su recital?

Hay una primera parte con una pieza que interpretará el Ensemble, que es el Ottorino Respighi, a continuación entraré yo con el texto del principio de Don Quijote y empezará la Obertura. Y vamos intercalando pasajes de texto con música, para que ellos no puedan interrumpir la lectura del texto, que es un valor en sí mismo, ni para que yo entorpezca la melodía de Telemann. Vamos a intentar que los músicos tengan un espacio en mi parte hablada, así que serán más bien compañeros, intentado que haya un diálogo entre ambos.

¿Qué destacaría de estos textos sobre la vida en la época del Siglo de Oro y su vigencia hasta nuestros días como obra universal? 

Últimamente he releído pasajes de ‘El Quijote’, que van más allá de la propia novela, explican la forma de vida del Renacimiento, el presente de Cervantes… Él mismo hace referencia a pasajes que están ocurriendo en ese momento, entonces, a veces es también una novela reportaje. Y lo que he apreciado en esta última lectura es lo actual de la forma de escribir de Cervantes, con gran ironía, cómo se refiere a la gente, sin ser planfletario pero sí dividiendo muy marcadamente las clases sociales, la clase baja y la alta, por el simple hecho de que él se cree un caballero muy importante y hace importantes a los demás. Creo que esa división entre clases no es tan diferente de la que tenemos hoy en día. Pero en lugar de enfadarse o de luchar por romper esas diferencias lo aprovecha e ironiza sobre ello.

[su_quote]Siempre que me acerco a las obras de teatro clásico descubro algo nuevo y vigente hoy en día, muy universal.[/su_quote]

Como actor, ¿qué valor le otorga a las obras de teatro clásico?

En mi formación las he trabajado. He representado tres o cuatro como mucho, pero siempre que me acerco a ellas descubro algo nuevo y vigente hoy en día, muy universal. Creo que en estos autores del Siglo de Oro e incluso desde el teatro griego hay algo mágico en su forma de ver el presente y enfocarlo en el futuro. Considero que hoy en día todos los temas siguen vigentes aunque se transforme, como vamos a ver en el Festival de Teatro Clásico, el texto para agilizarlo o hacerlo un poco más digerible para el público, pero en general los temas me parecen totalmente actuales. Eso es lo que destaco, la actualidad y la universalidad.

¿Cómo definiría la salud de la que goza actualmente el teatro, en unos tiempos de pandemia que afortunadamente parece que se van superando, pero que han golpeado duro a las artes escénicas, y de nuevas tecnologías que están acaparando el terreno de lo presencial?

De las dificultades económicas que hemos sufrido tanto las compañías como los profesionales independientes -actores, directores o profesores, yo también me dedico a la docencia para alumnos no profesionales-, por suerte sí estamos saliendo gracias también al trabajo de pedagogía que estamos haciendo para que las instituciones nos respalden o nos aporten, no tanto una ayuda directa como a través del trabajo; nos interesa trabajar y seguir en activo. 

Es interesante que hables de la presencialidad o del streaming porque no me molesta esa parte no presencial; creo que es natural, un camino lógico, viable, pero personalmente lo he pasad mal en ese sentido, porque no me gustaba dar clases ni hacer el teatro online. Todavía no me ubico. Creo que puede ser interesante para las nuevas generaciones, pero considero que es todavía más interesante para los nuevos públicos, para adquirir nuevos espectadores, que sepan el valor de este trabajo. No tanto facilitar la llegada de un producto como la llegada de un proceso, cómo se lleva a cabo este trabajo y sus dificultades. De modo que la fórmula online no me importa, pero no me gusta para mí.

Usted forma parte del jurado de los V Premios José Estruch temporada 2019-21 del Teatro Principal. ¿Qué valoración haría de las obras premiadas en esta anómala temporada y del premio que se ha concedido a los espectadores y a los trabajadores del teatro?

Realmente, el premio al público desde el inicio del certamen ya se marcó como un detalle para esos espectadores que forman parte de esto también, no sólo para los equipos técnicos o artísticos de las obras de teatro, ya que el espectador forma parte activa del funcionamiento de una programación de teatro. Desde el principio se tuvo claro y me parece un acierto. En este año, el premio se ha dado también al equipo técnico del Teatro Principal, porque sin ellos sería inviable. Han trabajado muchísimo, lo siguen haciendo a día de hoy, modificando incluso estructuras de trabajo muy ancladas y firmes durante todos estos años. Ellos se han sabido adaptar perfectamente y había que ponerlo en valor. 

Y respecto a la temporada larga, hemos visto cómo por ejemplo Sergio Peris-Mencheta, Premio al Mejor Director, tenía hasta tres producciones. Ha sido muy difícil quedarnos sólo con una producción de este artista. De hecho, hemos premiado una pieza suya como Mejor Obra y su dirección por otra. Ha sido un poco difícil porque hay textos impresionantes. La actualidad nos ha llevado a otorgar el Premio al Mejor Reparto para ‘Jauría’, que precisamente es una obra muy del presente. Se han retrasado muchísimas actuaciones… Ha sido muy complejo, tanto para la dirección del teatro, como para nosotros. Cuando te juntas con pocas obras no haces daño a las otras, pero cuando se han juntado tantísimas, dejar fuera a unas ha sido muy difícil, pero bueno, creemos que los premios son justos.

Usted trabaja en la Compañía Ferroviaria Artes Escénicas. ¿Qué tipo de espectáculos llevan a cabo desde esta formación? 

Empecé a trabajar con ellos en el año 2009. He intervenido en diferentes producciones, no siempre como actor, a veces también como regidor, pero en general somos amigos y colegas. Compañía Ferroviaria está establecida en Elche, es una compañía provincial de aquí, de Alicante, y se caracteriza por hacer básicamente un teatro muy moderno, arriesgado, con mucho valor en lo físico, en los temas universales. Ha puesto en escena varios clásicos, pero también textos nuevos, adaptados a la nueva dramaturgia. Es una compañía siempre en constante evolución y eso para un actor es muy estimulante.

Ahora, el día 26 representarán ‘El sueño de la razón’, de Buero Vallejo, que a priori es un autor bastante clásico en su lenguaje y habla de Goya y su pugna con el Gobierno en sus últimos días, pero el dramaturgo encuentra también ahí un tema para tratar la lucha de poderes del arte frente a la política. Ellos lo han sabido adaptar perfectamente a los días de hoy y precisamente con proyecciones y audiovisuales, modernizando bastante el clásico.

Por último, ¿qué diría al público que asista al concierto y recital sobre el Siglo de Oro, sobre todo a personas poco familiarizadas con el teatro clásico?

Tenemos, por un lado, a un Ensemble maravilloso, a un director de orquesta top, de lo mejor que hay en España, y por otro lado, un espacio inigualable en Casa Mediterráneo.  Todo ello mezclado con el texto de Cervantes que es fabuloso y siempre actual.

[su_divider]

Programa de Música y Letras del Siglo de Oro:

Suite de Danzas y Arias antiguas: Ottorino Respighi (15’). Compuesta sobre músicas del siglo XVI.
Don Quijote: Suite.G. Telemann (20’). Música descriptiva sobre la obra de Cervantes.

Dirigido por Ignacio García Vidal.
Interpretado por Ensemble Casa Mediterráneo
Textos recitados a cargo de Diego Juan.